Cáncer de Seno o Cáncer de Mama

¿Qué es el Cáncer de Seno?

image8

  

El cáncer de seno, también conocido como cáncer de mama es el tipo de cáncer más común dentro de la población femenina de los Estados Unidos y de varios países del mundo.  Se origina cuando las células del seno o mama comienzan a crecer de manera descontrolada. Dichas células por lo general forman un tumor que a veces se  puede detectar con el autoexamen, ver en una mamografía o  mastografía, o no verse. 

Hay diferentes tipos de cáncer de seno o de mama y pueden originarse en diferentes partes del seno, aunque la mayoría comienza en los conductos que llevan la leche hacia el pezón.   Otros, se originan en las glándulas que producen la leche y otros son  encontrados en algunos otros tejidos del seno.  

Aunque muchos de estos cánceres pueden causar un tumor, un bulto o una protuberancia o masa, no todos lo hacen, especialmente cuando los cánceres están en una etapa inicial. Cabe recalcar que la mayoría de los bultos o protuberancias del seno son benignos y no son cancerosos.  De cualquier manera, se debe  acudir al médico en cuanto haya alguna anormalidad en la apariencia o forma de los senos. 

       Hasta hace algunos años ser diagnosticado con cáncer significaba una sentencia de muerte. Afortunadamente ya no es así. Si el cáncer de seno se detecta a tiempo hay muchas probabilidades de curarse. 

La detección temprana de la enfermedad da un mejor pronóstico de vida.  Por eso la importancia del autoexamen una vez al mes y las mamografías anuales para mujeres mayores de cuarenta años. 

Cuando el cáncer sale del tejido del seno y comienza a viajar a otras partes del cuerpo se produce lo que se llama metástasis.  Para que la metástasis del seno ocurra, las células cancerosas viajan a través de los conductores de los ganglios linfáticos que se encuentran localizados en el antebrazo.  La metástasis del cáncer de seno puede ocurrir  en determinados organos o partes del cuerpo como en  los huesos, el hígado, los pulmones o el cerebro. 

Hay diferentes factores que pueden contribuir a que una mujer padezca cáncer de seno: la genética hereditaria, la edad de la mujer en el momento de sus embarazos, el uso desmedido del alcohol, entre otros. Desde el punto de vista espiritual el cáncer de seno puede ocurrir como el resultado de un desbalance en los sentimientos y en las emociones, la ira reprimida o estrés. Se desconoce a ciencia cierta el verdadero origen de este mal. 


Detección y Síntomas

image9

Para una detección a tiempo de cáncer de seno, el papel que juega uno mismo es de suma importancia. Los auto exámenes mensuales pueden ayudar a detectarlo en sus estados primarios.      Es importante conocer nuestros cuerpos. Nadie nos puede conocer mejor que nosotros mismos. Cualquier cambio en el pezón, la aparición de algún bulto, un pezón hundido, algún granito, líquido, ondulaciones o arrugas, cambios de apariencia ya sea en el seno o en el pezón, pueden ser banderas rojas de alerta. Por eso es importante que en cuanto se note algo diferente se acuda al médico. 

Las mujeres mayores de cuarenta años se deben hacer una mamografía anual para identificar cualquier anormalidad en el tejido mamario. Por medio de estos exámenes frecuentemente se pueden encontrar tumores muy pequeños antes de que el paciente siquiera lo note.

Aunque el cáncer de seno se presentaba con mayor frecuencia en personas mayores de 60 años en la actualidad se han llegado a presentar casos en muchachas en la adolescencia. 

Es importante recordar que a veces el cáncer de seno o de mama se detecta a partir de los síntomas que se presentan, pero en muchas ocasiones los síntomas no llegan a manifestarse aun cuando el cáncer se va desarrollando. 

Cuando el doctor tiene sospechas de que el cáncer se ha propagado a otras partes del cuerpo, puede mandar a hacer otras pruebas complementarias como las radiografías del tórax, las tomografías por computadora, las gammagrafías óseas y algunas imágenes por resonancia magnética. 

Aunque no es común que durante el embarazo se presente este tipo de cáncer, es importante acudir al médico cuando se manifiestan los cambios anteriormente mencionados ya que existen varias pruebas que se pueden realizar y opciones para tratarse aun estando embarazada. 

Tratamientos y Opciones

image10

 Una vez determinado el tipo de cáncer que se padece, el paciente debe ser proactivo y participar en todas las decisiones de su tratamiento. 

Después de recibir un diagnóstico inicial de debe buscar una segunda opinión para estar mejor informado. En el caso del cáncer de seno o de mama los tratamientos más comunes son:

Cirugías: 

Lupectomía o Mastectomía Segmental: por medio de la cual se remueve el cáncer sin quitar el seno completo. 

Mastectomía: es la cirugía para remover el seno completo. Puede ser de un solo seno o de ambos. Eso se determina de acuerdo al historial del paciente y a las recomendaciones del doctor. Esta intervención implica extirpar los músculos de la pared, los tejidos y los nódulos linfáticos. 

Tratamientos: 

Quimioterapia: es la combinación de medicamentos diseñados para matar las células cancerosas. Puede ser inyectada directamente a las venas, al músculo, o ingerida bucalmente. El curso total de la quimioterapia generalmente es de tres a seis meses dependiendo del régimen, de la agresividad del cáncer y de la edad de la paciente entre otras cosas. 

Radiación: es la utilización de rayos de energía muy alta para matar las células cancerosas. La radiación también puede provenir  de material radiactivo  colocado en tubos plásticos insertados directamente en el seno. Algunas mujeres pueden recibir ambas. 

Terapia Hormonal: ayuda a prevenir que las células cancerosas reciban las hormonas necesarias para su crecimiento y propagación.

Terapia Biológica: tratamiento diseñado para fortalecer el sistema natural de defensa del cuerpo contra el cáncer. 

Terapias de Medicina Alternativa: como parte de una terapia integrativa.

image11

Cuidados Especiales

  

Después de cualquier intervención quirúrgica o tratamiento médico, el paciente debe de tener ciertos cuidados especiales para evitar complicaciones y ayudar a que los resultados sean óptimos. 

Sin importar si él o la paciente ha tenido una lumpectomía, una mastectomía o ya se encuentra en el proceso de la cirugía reconstructiva, los cuidados post operatorios deben de iniciarse inmediatamente. 

A pesar de que la lumpectomía es una operación menos invasiva se le deben dedicar cuidados especiales y similares a los de la mastectomía.  

Después de una mastectomía, la mujer queda muy adolorida tanto en el área del pecho como en los brazos. Por eso se deben evitar actividades que requieran fuerza o esfuerzo y se debe de reposar el mayor tiempo posible durante las primeras semanas. 

Es probable que la paciente sufra una ligera depresión. Para eso, el apoyo  de sus seres queridos es vital, pero si se agudiza, se debe buscar ayuda profesional. 

Después de la mastectomía  viene la cirugía reconstructiva.  

Las pacientes que han tenido disección de ganglios linfáticos en las axilas deben pueden padecer linfedema, hinchazón que se puede presentar a quienes se les han removido los ganglios linfáticos, responsables de actuar como sistema filtrador del exceso de líquidos, de las células anormales y de otros productos derivados de una infección. La linfedema puede ocurrir después de las operaciones o meses o años más tarde. 

Se debe evitar que se saque sangre del brazo afectado, que se tome la presión o se inyecte el brazo del que los ganglios fueron removidos. Y, tener mucho cuidado al rasurarse para evitar cortaduras e infecciones. 

  

Cuando el paciente recibe quimioterapia, el cuerpo humano se vuelve muy vulnerable a cualquier infección, por esto es recomendable que durante ese periodo se evite estar en lugares en donde haya mucha gente. No se debe de estar cerca de niños que hayan sido vacunados recientemente, y se debe evitar comer alimentos crudos, especialmente pescado. Los efectos secundarios de la quimioterapia comienzan a desaparecer una vez que el tratamiento termina y el cuerpo humano vuelve gradualmente a recuperarse. 

Y durante las radiaciones el paciente debe utilizar ropa holgada y preferentemente 100% de algodón para evitar infecciones en el área radiada. 


centro de apoyo

 Si estás buscando guía o consejo sobre una determinada situación y quisieras que  alguno de nuestros voluntarios te contacte, escríbenos a: 

info@themaytepridafoundation.org 

  En los Estados Unidos puedes buscar apoyo en: 

Sociedad Americana Contra el Cáncer 

http://www.cancer.org/Espanol/index

Mamografía, autoexploración y prevención del cáncer de seno    

http://www.mamografia.com 

Fundación Susan G. Komen
http://ww5.komen.org/Espanol/Enespanol.html

EN AMÉRICA LATINA 

http://www.esperanzayvida.com
EN MÉXICO 

http://www.incan.salud.gob.mx/interna/pacientes/ingreso-pacientes.html

https://www.fucam.org.mx/

http://cimab.org/
EN COLOMBIA

www.ligacancercolombia.org

*Los enlaces a estos portales están puestos para la ayuda y conveniencia de nuestros visitantes. La Fundación Mayte Prida no se responsabiliza por el contenido ni da garantías de los servicios que ofrecen estos enlaces.